Torneo de Arona: por primera vez para el Valencia CF.


Cuando algunos todavía estábamos disfrutando de una comida familiar típica de estas fechas, en Arona (Tenerife) iban llegando los jugadores sub-12 de las mejores canteras del mundo: Espanyol, Valencia, Barça, Villarreal, Madrid, Sevilla, Atlético y Deportivo del territorio español y Borussia (Alemania), Kashiwa Reysol (Japón), Aspire Academy (Catar), Chelsea (Inglaterra), PSG (Francia) y Juventus (Italia) invitados internacionales.

Tres días para empaparse de fútbol base gracias al torneo que organiza la Fundación El larguero y La Liga. Un total de 26 partidos de fútbol de casi media hora cada uno. Además, por primera vez, el torneo pudo verse íntegramente de manera gratuita (y legal, claro) por todo el mundo gracias a La Liga TV y La Sexta.

PRIMERA FASE.

A las 18:30 del día de San Esteban arrancaba el torneo con un Sevilla-Deportivo. La primera jornada fue muy igualada. Pocos goles a diferencia de otros años.

El sábado, ya habiendo debutado todos los equipos, el torneo fue creciendo en calidad y emoción. Llegaban los primeros eliminados: el Deportivo, el Kashiwa Reysol, el Chelsea, el Borussia, el Aspire y el PSG. y se confirmaban los enfrentamientos de cuartos de final.

El Kashiwa Reysol gustó mucho a los aficionados y espectadores. El conjunto japonés tenía jugadores muy pequeñitos, pero con mucha calidad. Pequeños detalles lo apearon del torneo demasiado pronto, pero se ganaron el cariño de la afición. El Deportivo, por su parte, perdió los dos primeros partidos, pero estuvo a tan solo un gol de lograr la clasificación en el último partido de la primera fase ante el Madrid. Por desgracia para los gallegos, un inmenso Pedro Paulo se cargó el equipo a las espaldas y remontó el partido.

El conjunto alemán, el Borussia, también hizo una buena primera fase, pero Atlético y Villarreal dominaron su grupo.

El Chelsea y PSG no brillaron mucho y el Aspire, un proyecto joven con mucha ilusión, le sirvió para vivir una experiencia única y que los cataríes compitieran contra los mejores. Personalmente, tras ver a los cadetes en el Torneig MIC del año pasado, me esperaba mucho más de ellos, pero eran equipos diferentes.

CUARTOS DE FINAL

Atlético de Madrid 1-1 Barça. (Pasó el Atlético por penaltis)

Juventus 0-0 Villarreal. (Pasó la Juventus por penaltis)

Real Madrid 3-0 Espanyol.

Valencia 1-0 Sevilla.

El Espanyol pasó como primero de grupo, ya que en la primera fase venció 2-1 al Valencia –que acabaría proclamándose campeón– y al Chelsea por 3 a 1. Ser primero no le sirvió para evitar al Madrid de Pedro Paulo, Theo Zidane, Lucas Cañizares, Cuenca y compañía.

Un gol a los 40 segundos del hijo de Zidane sentó fatal al Espanyol. Le costó meterse en el partido y, cuando lo consiguió, llegó el segundo. Tras el descanso, una genialidad de Theo puso el 0-3. Demasiado abultado el resultado para lo que se vio. El Espanyol no se rindió. Mejor irse con un 1-3 que con 0-3, esa era la actitud de Samba, Lucas, Oscar –Cañas en versión sub-12– Darwin, Iker, etc. Pero Lucas Cañizares lo evitó. Con una triple parada y alguna más durante el partido firmó una sublime actuación que sirvió para hacer olvidar el error en la primera fase en el partido contra el Sevilla que les privó de quedar primeros de grupo.

El Valencia, rival del Espanyol en fase de grupos, superó a un difícil Sevilla gracias al gol de Oscar Doménech a 30 segundos del final. Él fue quien marcó, pero el mérito fue de todo un Equipo. Sí, en mayúscula. No me atrevo a ponerlo en minúscula.

Antes se habían jugado los otros dos partidos de cuartos. El Atlético de Madrid eliminó al Barça en los penaltis, igual que los de la Juventus al Villarreal. Los groguets me recordaron mucho al Espanyol que ganó la temporada pasada: un equipo muy equilibrado sin nadie que destacase más que el resto. Un bloque al 100%.

SEMIFINALES

Atlético de Madrid 1-0 Juventus

Real Madrid 0-0 Valencia. (Pasó el Valencia por penaltis).

El Atlético de Madrid superó a la Juventus gracias a un solitario gol de Mario a dos minutos del final. Su chute perfectamente cruzado fue la única manera de superar al portero italiano de 1’86 metros de altura. Definición perfecta y pase a la final como más gusta al aficionado: sufriendo.

En la otra semifinal, el partido terminó sin goles. Fue un partido con ocasiones para ambos equipos. Empezó dominando el Madrid, pero el Valencia fue de menos a más. En la segunda parte los porteros fueron los protagonistas y culpables de que el segundo finalista se decidiese en la tanda de penaltis.

Tras siete lanzamientos de penaltis por cada equipo, el Valencia consiguió el pase a la final. El Madrid, para más inri, sufrió la lesión de Lucas Cañizares. Un esguince en la muñeca tras parar un penalti que daba vida a su equipo.

LA IMAGEN DEL TORNEO: ¡VAYA LECCIÓN DE LOS PEQUEÑOS!intercambio camisetas

Antes de la final, por iniciativa de los propios canteranos de ambos clubes, el Atlético de Madrid y el Deportivo saltaron al círculo central. Allí se ovacionaron unos a otros y luego intercambiaron las camisetas y se fundieron en un abrazo. Piel de gallina mientras lo veíamos. Una lección para todos. Con esto querían hacer una llamada al fútbol sin violencia y que no se repitan más desgracias como lo ocurrido hace pocas semanas cuando ultras del Deportivo y el Atlético se enfrentaron y provocaron la muerte de uno de ellos.

Aquí podéis ver el vídeo: vale la pena.

FINAL DE CONSOLACIÓN.

Real Madrid 2-1 Juventus.

Los derrotados en semifinales se enfrentaban ahora por el bronce. Ambos equipos querían sacarse la espinita de semifinales.

En el minuto 4, Zidane adelantaba a los blancos –de negro en esta ocasión– gracias, en parte, a un error del guardameta. Cinco minutos después, Pedro Paulo puso tierra de por medio marcando el 2-0. Tanto Theo como Pedro Paulo son dos jugadores que fueron de menos a más durante el torneo.

En el minuto 11, la Juventus recortó distancias, poniendo emoción al partido. Pero el resultado ya no se movería y el tercer puesto iría a parar al subcampeón del año pasado: el Real Madrid.

Como anécdota, los italianos protestaron al árbitro porque no se añadió ni un segundo. Son las normas del torneo, pero espero que cambie para el año que viene. Seguramente es para seguir el horario de la televisión al pie de la letra, pero en Arona 15 segundos puede valer para remontar un partido.

LA FINAL

Valencia 3-1 Atlético.

Todos querían jugar este partido, pero solo dos llegaron a ella. Ambos conjuntos hicieron méritos para jugarla, pero solo podía quedar uno. Así es el deporte.

El Atlético empezó dominando, pero el Valencia golpeó primero. El gol de Ferran fue un jarro de agua fría para los colchoneros. Los rojiblancos se fueron en busca del empate. Dejaron muchos espacios atrás y a punto estuvieron de encajar el segundo, pero Jacob, el capitán con un aire a Mendieta, no pudo superar al meta rival.

En el ecuador del primer tiempo, Mario igualó el partido. Se hacía justicia y tocaba volver a empezar. Al Valencia no le sentó mal el gol y siguió mejorando en su juego hasta obtener el premio cuatro minutos después de la igualada. En el 15 de la primera parte, el jugador francés de origen turco Ferhat puso el 2-1 en el luminoso.

Llegábamos al descanso con el resultado apretado. El segundo tiempo empezó con el Atlético llevando la iniciativa. Estaban obligados si querían ganar. Sus lanzamientos tímidos no inquietaban al meta valencianista que, con una defensa bien ordenada hizo imposible que los colchoneros empatasen.

En el minuto 26 llegó una de los goles del torneo. Ferhat hizo doblete tras superar a su defensor con una ruleta y un chute desde fuera del área. Lo cierto es que toca en un jugador antes de entrar, pero eso no resta mérito al golazo.

Con 3 a 1 en el marcador, los de la capital dejaron muchos espacios atrás en busca del gol que les metiera de nuevo en el partido, pero no llegó. Los minutos finales fueron de ida y vuelta con ocasiones bastante claras. Los porteros evitaron que no hubiese más goles.

Justo vencedor el Valencia que supo guardar el resultado en todo momento y conseguir así por primera vez este torneo que todos quieren jugar y ganar. Hace dos años el Atlético de los Obama truncó el sueño de aquel Valencia capitaneado por Hugo Guillamón. Dos años después, ya sin los Obama, el fútbol base del Valencia se impuso e hizo justicia.

PREMIOS 

Campeón: Valencia C.F.

Subcampeón: Atlético de Madrid

Tercer puesto: Real Madrid C.F.

Bota de oro: Theo Zidane (Real Madrid C.F.)

Mejor jugador: Oscar Domènech (Valencia C.F.)

Mejor portero: Miguel Prieto (Atlético de Madrid)

Mejor entrenador: Joaquín García Sánchez (Valencia C.F.)

Ante algunos comentarios ayer en las redes sociales, las votaciones de los premios individuales se cierran en el descanso de la final, por lo que el Valencia fuese el campeón no influenció a que Oscar fuera designado como mejor jugador del torneo de la ilusión.

Sobre el premio que recibió Oscar, quiso dárselo a su compañero de equipo Ferhat. Creía que su compañero se lo merecía más que él, pero el francés –agradecido– no aceptó el gesto.

¿Os imagináis a Messi cediendo el Balón de Oro de 2010 a Iniesta? ¿O a Cristiano Ronaldo decir lo que dijo Oscar: “Me interesaba Arona, no el premio a mejor jugador”? Yo no. Creo que debería ser al revés: muchos futbolistas profesionales deberían tener como ídolos a canteranos de su equipo. Por lo menos en cuanto a ser mejores personas.

Con el título en Paterna y la “resaca” de la victoria, toca volver al día a día. No sin antes pedirle al “Papa Lim”, como le llamó Oscar ayer en El Larguero, un iPhone 6 o un viaje al palco VIP al G.P. de Singapur.

Y es que ayer, el programa de José Ramón de la Morena y compañía no tuvo desperdicio. El mejor jugador del torneo hizo de showman al estilo de Pepe Reina. Suerte que estaba dormido (eran pasadas las 12 de la noche, hora peninsular) que sino montaba uno grande allí. También entrevistaron a Vicente Del Bosque, presente durante todo el torneo. Todo jugador de fútbol base debería escuchar lo que dijo el seleccionador. Entre otras cosas, dijo que “quien se cree muy bueno y ve como una rutina ir a entrenar, se quedará en el camino”. No fue lo único. Aquí os dejo el link al programa.

Además, anécdotas de los campeones, que estuvieron presentes durante el programa: como que Jacob es un aficionado a la lectura (¡gran afición!), que Ferran era un despistado y a punto estuvo de costarle no poder viajar a Arona, que el padre de Ferhat es ojeador, que el padre de Pedrito es fallero, etc. Risas aseguradas. Solo por verle en las celebraciones de los títulos, espero que Oscar llegue lejos. Y por juego, espero que todos hagan caso al seleccionador y se lo curren para triunfar.

Aprovecho para presentaros el perfil de Instagram del blog. Se llama @jovenestalentos e informaré de fútbol base. También se publicarán entrevistas breves de de respuesta corta para conocer uno a uno a cada talento. Si queréis salir, solo tenéis que pedirlo. No solo de las grandes canteras, sino también de otros clubes. Lo importante es el talento.

También agradecer a todos los seguidores del perfil de Twitter del blog: @jovenperiodista Cada vez somos más. Gracias por las felicitaciones recibidas. Ha sido un placer informaros. Se acaba Arona, pero el fútbol base sigue cada fin de semana.

Unos entrenan para llegar a ser futbolistas, yo escribo y abro perfiles para conseguir ser un buen periodista profesional algún día. El sueño a corto plazo, viajar a Arona y cubrir el torneo desde allí. No me rindo.

Para los aficionados del fútbol base que vivan por Barcelona, en dos añitos –pasan volando– este equipo competirá en la Cerdanyola Cup, siempre y cuando los inviten, como los últimos años. ¡No me la perderé!

campeones

No podía irme sin antes poner la foto de equipo del Espanyol. Fueron a defender el título y “a dejarnos la piel”, como dijo Samba Kante, pero caímos en cuartos de final. Siempre podrán decir que ganaron a los campeones. ¡Orgullosos de nuestra cantera! 😉

espanyol arona

PALMARÉS DEL TORNEO.

Real Madrid: 6

Barça: 4

Espanyol: 3

Atlético: 3

Valencia: 1

Selección de Camerún: 1

Borussia Dormund: 1

Anuncios